Stroeder

Origen de Stroeder

Hugo Stroeder, Germano de buena cepa, visionario o aventurero, supo desde muy joven de la existencia de la Argentina y entre los años 1870 y 1880 se instala en la Capital Federal como uno de los negocios más rentables de aquellas épocas: La Colonización.

Así instalado en la calle Lavalle, su compañía adquirió enormes proporciones.

Con oficinas también en Donado 81 de Bahía Blanca don Hugo Stroeder fue organizando su actividad.

En 1911 adquirió 15.263 hectáreas a Eloísa Eborral de Mulhall y Tomás Mulhall, quienes un año antes se habían adjudicado 29.815 hectáreas de la dirección de Geodesia Bonaerense.

En ese lote setenta y siete está ubicada la localidad, según la historia legal del asentamiento acerca de los primeros datos concretos.

Jorge Meller, administrador de Stroeder, tuvo a su cargo el loteo y las ventas de la tierras a precio promocional (dos pesos la cuota, oferta que superaba la competencia a los Mulhall, quieres vendían a 8 pesos).

En la memoria popular y en el Registro Catastral aparece el nombre "Los Frutales".

En el lugar se establece una incipiente colonia, allá por 1905, es decir, mucho antes de la llegada de la vía férrea.

Sin embargo, las tierras dejan de ser fiscales recién en 1910, cuando pasan a pertenecer a los potentados Mulhall.

Esto aclara la explicación de la existencia de un establecimiento escolar - La Escuela N° 9 - desde 1908, a la que asistían cuarenta alumnos.

La Escuela fue fundada en el paso nivel Norte y Alberto Balcanera fue el primer Director, quien también llega al mismo momento a Tres Bonetes a enseñar.

En el mes de mayo de 1912 llegaron barcos (de madera, de 12 a 15 metros aproximadamente) al Puerto, o sea "Colonia Tres Bonetes" (su nombre se debe a que cuando los colonos se aproximaban al lugar se divisaba a larga distancia, tres lomas de arena que se asemejaban a bonetes), varias familias de inmigrantes que al llegar al canal más profundo desembarcaban a unos 400 metros de la orilla del mar.

En el Puerto había un muelle, que tenía una vía, donde pasaba un carro (zorrita) que trasladaba las bolsas de trigo, lana y pescado en los barcos, que se dirigían a White.

En dicho lugar se construyeron unas 9 casas, que pertenecían a pescadores como: Conti, Esteban Coria, Atilio Copa, Espadaro, Pepe José Manzano Averzano, Digiorgio, Dinello, y otros.

Había un almacén cuyo dueño era Villango.

Entre 1920 y 1923 funcionaba la escuela en una casa en la granja de Pisso, que luego se trasladó al puerto, siendo su primer maestro el Señor Nicolás Francisco Velasco.

Las familias que vivían en el Puerto se dedicaban a la pesca, comercializaban trasladándola al Puerto de White.

Esta colonia con los años comenzó a decaer con la llegada del tren.

En Tres Bonetes se instalan varios colonos formando una comunidad que contaba con Destacamento Policial, Escuela, tres almacenes de ramos generales y una zanja que servía de freno a las invasiones indígenas.

Los pioneros que eligieron estas tierras no tenían ni idea del sitio en el que se radicarían sus familiares.

Pero como ocurrió con todas las colonizaciones, "alguien tenía que venir..."

Los colonos al llegar se encontraron que aquí todo era monte y las herramientas de la época eran hacha, pico, pala y arado de dos rejas... Con estos elementos aquellos hombres y mujeres limpiaron gran parte de esos montes, para eso hizo falta valentía y tenacidad; el poco dinero que traían se terminó antes de que las tierras estuvieran listas para la siembra.

En el año 1913 sembraron 3.200 hectáreas y en 1929 fueron 50.000 Has. sembradas.

Los colonos arribaron por barco a Patagones, en autos alquilados o por el servicio de Galera de los hermanos Marcos y Nicolás Mora que unían Fortín Mercedes con Carmen de Patagones, utilizando dos carruajes con seis mulas cada uno y tres caballos de andar, por cualquier contratiempo.

Las postas eran Fortín Viejo, Querencia y Jarillas.

El asentamiento en el lote setenta y siete toma el nombre de colonia Los Pozos, Emporio, Villa Stroeder "La California Argentina y luego Stroeder.

En 1916, la Provincia aprueba los planos del loteo a Stroeder, pero plantea la necesidad de un replanteo. Esos mismos planos son desacreditados en 1928 y recién vuelven a ser aprobados, luego de reformas realizadas por el agrimensor Roberto Escarrá, el 4 de Agosto de 1936.

Desde el 2 de Noviembre de 1911 arribaron los trenes de Bahía Blanca a Stroeder, pero el martes 11de Noviembre de 1913 llega en un tren enarbolado con bastones de fiesta don Hugo Stroeder, hecho que marca el comienzo de la localidad.

Stroeder no es la formación de una población diagramada y consensuada, es el producto de varias causas económicas.

En 1921 cuando deja de ser Punta de Rieles, los puertos de Patagones y Tres Bonetes comienzan a paralizarse.